Hoy en día no solo existen jovenes o alumnos tóxicos sino entrando en el ambito educativo logramos ver también a docentes o más conocidos como licenciados tóxicos, son aquellos licenciados que si se presenta alguna actividad o cualquier taller en el horario  de sus clases les resulta duro o difícil el dejarnos ir, pues siempre terminan diciendo la famosa frase que solía escuchar desde mis maestros de colegio  «siempre hay algo los viernes»

¿Esta toxicidad resulta como algo positivo o negativo para  nosotros estudiantes? Se podría decir que está preocupación del docente es por nuestro bien, pues avanzar cada tema con tiempo en más efectivo y productivo a que hacerlo a la rápida  o como por ahí dicen corriendo por qué al estar en destiempo con el avance de un tema no se logra la comprensión total del estudiante por esa razón  cada licenciado realiza  una planificación con fechas para  cada tema a realizar  y al retrasar un solo tema retrasa el resto trayendo resultados negativos para  el estudiante, por esta razón  podría  proponer evitar interferir con la planificación de los docentes, sino al contrario esperemos esta toxicidad por parte  de todos los docentes pues es una clara muestra de su interés y preocupación por todos nosotros.

Los docentes pueden sentirse menos motivados si su planificación es constantemente detenida, esto puede tener un impacto negativo en su compromiso con su trabajo y en su capacidad para brindar una educación de calidad a los estudiantes. Es importante permitirles desarrollar y ejecutar sus planes de trabajo  sin interrupciones para que ellos puedan proporcionar un ambiente de aprendizaje adecuado, que  permita a los estudiantes alcanzar su máximo potencial académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *